Noticias de ciencia


22.000 años de historia climática derretidos

17/04/2017
Juan Pablo VentosoPorPublicado porJuan Pablo Ventoso
22.000 años de historia climática derretidos
Un fallo en un congelador derritió parte de un archivo de núcleos de hielo en Canadá, perdiendo información climatológica del pasado.




Un fallo en el congelador de la Universidad de Alberta, en Canadá, generó un descongelamiento parcial de varias muestras de hielo del Archivo de Núcleos de Hielo de la universidad, en donde se almacenan muestras que representan mas de 80.000 años de cambios climáticos.

Este fallo generó aire caliente y esto ocasionó que parte de la colección se derritiera, afectando al 12,8% del archivo completo. "La pérdida de cualquier muestra de hielo preocupa profundamente a la Universidad de Alberta y a nuestros equipos de investigación, que planean usar este hielo para responder a preguntas importantes sobre el cambio climático y la historia de nuestro planeta", comentó Andrew Sharman, vicepresidente de instalaciones y operaciones. "Con la ayuda de nuestro proveedor de servicios, el congelador afectado fue reparado, se está llevando adelante una investigación y estamos trabajando para asegurar que esto no vuelva a suceder".

Las primeras investigaciones sugieren que una parte del sistema de refrigeración del congelador no funcionaba como debía, intentando reiniciarse periódicamente y generando aire caliente en este proceso, el cual fluía hacia la sala en donde se encuentra el hielo.
El Archivo de Núcleos de Hielo de Canadá (o CICA, por sus siglas en inglés) representa mas de 80.000 años de evidencia de cambios climáticos en un total de 1,4 kilómetros de hielo distribuidos en 12 núcleos que fueron obtenidos en cinco ubicaciones distintas, representando la mayor colección del ártico Canadiense del mundo. Las muestras fueron recolectadas desde la década del 70 hasta mediados del 2000.

Cuando el hielo se derrite, tal como ocurrió en este caso, el agua de un segmento del núcleo contamina otros segmentos cercanos, por lo que dificulta la interpretación de los análisis que se llevan a cabo. En otras palabras, los segmentos contaminados dejan de ser confiables a la hora de analizar la historia climática asociada al bloque de hielo. Afortunadamente ningún núcleo fue destruido completamente, pero un núcleo en particular, obtenido en la isla de Baffin, perdió casi un tercio de su masa, lo que equivale a unos 22.000 años de historia. "Cuando se pierde parte de un núcleo de hielo, se pierde parte del registro del clima y el medioambiente del pasado, el archivo de la historia de nuestra atmósfera", comentaba el glaciólogo Martin Sharp a The Guardian. "No hay un acceso fácil a la información climatológica sobre esos períodos pasados. He tenido mejores días, digámoslo así", concluyó.

Fuente: The Guardian, The Weather Channel

Compartí esta nota


También puede interesarte

Dejanos tu comentario

Fotos »


Descargá nuestra app gratis:
Google Play
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Mas información - Aceptar