Prevención y acción

Protegernos de los rayos

Muchas veces nos sorprende una tormenta muy eléctrica en la intemperie, y dudamos sobre dónde es el mejor lugar para refugiarnos. En Argentina unas 50 personas pierden la vida por año a causa de la caída de rayos. Entonces, ¿cuándo debemos buscar refugio? Veremos algunas pautas para tomar en cuenta a la hora de reducir los riesgos asociados a la actividad eléctrica y caída de rayos a tierra.


En la imagen de abajo vemos la distribución de la actividad eléctrica en el mundo: Como podemos concluir, la región que comprende el centro-norte de Argentina, Paraguay y parte del sur de Brasil tiene un alto valor de relámpagos y rayos, superando incluso a regiones con gran cantidad de tiempo severo como Estados Unidos. Actividad eléctrica en el mundo

Fórmula 30/30

Esta fórmula es fácil de recordar y es fundamental a la hora de reducir los riesgos asociados. Simplemente consiste en contar el tiempo en segundos entre el relámpago o rayo y el trueno posterior. Si vemos un relámpago y el trueno se escucha antes de los 30 segundos, significa que la actividad eléctrica es cercana, a menos de 10 kilómetros. Entonces será necesario buscar refugio y esperar 30 minutos antes de volver a la intemperie.

Tormenta severa

Otras pautas

Muchas veces el rayo puede ser anticipado por unos segundos ya que sentimos una carga eléctrica en el cuerpo. Nuestro cabello se para o sentimos cosquillas repentinas. También podemos ver chispas en objetos metálicos cercanos o escuchar zumbidos en ellos debido al campo eléctrico que se crea rápidamente. Si alguno de estos signos ocurre debemos ponernos de cuclillas pero sin apoyar las manos en la tierra.

No debemos bañarnos, lavar los platos o ropa a mano cuando está ocurriendo una tormenta eléctrica. El agua puede transmitir la electricidad del rayo.

Debemos alejarnos de puertas y ventanas abiertas y no manipular apartos eléctricos, incluyendo teléfonos que no sean inalámbricos.

No trabajar en la intemperie, especialmente en cercas, alambrados, instalaciones eléctricas o cañerías.

Si estamos en la intemperie y no tenemos un refugio, utilizar nuestro vehículo. Aunque un rayo caiga sobre él, las chances de que nos haga daño disminuyen considerablemente debido al efecto "jaula de Faraday". Si no tenemos un vehículo cerca, mantenernos alejados de los árboles, ya que atraen los rayos.

Nunca debemos correr en el campo abierto, y menos si tenemos la ropa mojada: La turbulencia creada puede atraer un rayo.


 
Descargá nuestra app gratis:
Google Play

Seguinos en Facebook     Seguinos en Twitter     Seguinos en Google+     Seguinos en YouTube
® 2012-2017 PronosticoExtendido.net
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Mas información - Aceptar