Prevención y acción

Leyendo el cielo

Muchas veces no tenemos a mano un pronóstico del tiempo o la posibilidad de consultar avisos, alertas o vigilancias. Entonces, ¿cómo podemos saber lo que se espera a nivel meteorológico? Aquí presentamos algunos signos que podemos consultar sin necesidad de un televisor o celular, sino directamente mirando el cielo.

Examinando las nubes

Tormenta severa
Tanto los tipos de nubes como la dirección de su movimientos nos puede brindar información sobre los eventos de mal tiempo inminentes. En promedio podemos decir que las nubes altas y blancas indican buen tiempo, mientras que nubes oscuras y bajas son un posible signo de lluvias o tormentas inminentes.

Si desde temprano comenzamos a notar cúmulos (nubes bajas con base oscura) o altocúmulos (una versión menos oscura, menos desarrollada y mas alta de los cúmulos) que empiezan a crecer en tamaño a lo largo del día, tenemos un posible factor de tormentas o incluso tiempo severo. Aunque claro, deberemos también tener en cuenta la temperatura y humedad presentes, así como el viento.

Las nubes del tipo mammatus (con forma de protuberancias o bolsas) nos indican que existe una celda de tormenta cerca.

Los cirros (nubes altas y estiradas, identificadas como "plumas") en cambio son indicadores de un ingreso de humedad en capas altas, que puede decirnos que se espera mal tiempo dentro de los próximos tres días. Si luego de días de buen tiempo comienzan a aparecer cirros, y especialmente desde el norte o noroeste, estamos frente a un indicador de que las condiciones del tiempo van a empeorar.

Salida y puesta del sol

El color y el tono del cielo tanto al amanecer como al atardecer también son indicadores de probabilidad de buen o mal tiempo.

Si vemos un amanecer o atardecer enrojecido, colores púrpura y una la luz solar de color casi anaranjado, podemos esperar lluvias o tormentas.

Si el cielo antes del amanecer o después del atardecer tiene un color azul profundo y nítido, y no se vuelve grisáceo hacia el horizonte, es casi seguro que continuará el buen tiempo.

Si en el atardecer el sol está rodeado de neblina y proyecta una luz tenue y naranja, o directamente no proyecta luz por estar cubierto de nubosidad suave pero gris, es posible que esa misma noche llegue un frente de tormenta.

Vientos

La dirección y velocidad del viento también nos puede dar un indicador del momento en que nos encontramos del patrón de circulación. Si se espera un frente, si el frente ya pasó, si no se esperan cambios.

Vientos sostenidos con ráfagas del norte o noreste, incrementándose en la noche, indican que un frente puede estar acercándose y que tendremos lluvias o tormentas en el corto plazo. En la jerga meteorológica se denominan "Nortes" y suelen indicar que estamos en condición prefrontal, es decir, previos al paso de un frente frío.

En cambio, los vientos del sur o sudoeste indican que un frente ya ingresó, y la temperatura continuará descendiendo. En el centro del País, al viento sudoeste frío y seco se lo denomina "Pampero".

En verano, el incremento del viento del este en las zonas cercanas al Río de la Plata no son indicadores necesarios de un cambio en las condiciones, ya que simplemente se deben a un efecto local por la cercanía del río.
Descargá nuestra app gratis:
Google Play

Seguinos en Facebook     Seguinos en Twitter     Seguinos en Google+     Seguinos en YouTube
PronosticoExtendido.net internacional
® 2012-2017 PronosticoExtendido.net
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Mas información - Aceptar